skip to Main Content

Biogás e independencia del gas ruso: España le ganará de mano a Italia?

El Consejo de Ministros español aprueba en tiempo récord la hoja de ruta del biogás

Mario A. Rosato

El pasado 22/03/2022, el Consejo de Ministros español aprobó la Hoja de Ruta para el desarrollo del biogás (https://www.miteco.gob.es/es/prensa/ultimas-noticias/el-gobierno-aprueba-la-hoja-de-ruta-del-biog%C3%A1s-/tcm:30-538432 texto integral aquí: https://drive.google.com/fele/d/1Uw7iaML1Evh0e0nI91ZvNFWDCcwjprlN/view).  Un borrador de la misma ya se había sometido a consulta pública en septiembre de 2021, recibiendo sugerencias por parte de las distintas asociaciones de categoría españolas que se incluyeron en el documento final.  El conflicto en Ucrania con el consiguiente aumento de los precios de los combustibles fóseles ha obligado a la Comisión Europea a tomar posiciones oficialmente, con su Comunicación al parlamento europeo REPowerEU: acción europea común para una energía más segura, más sostenible y a precios más accesibles (textos en castellano de la comunicación y sus anexos aquí: https://eur-lex.europa.eu/legal-content/ES/TXT/PDF/?uri=CELEX:52022DC0108&from=EN). Desde hacía varios años, el gobierno español estaba tratando de recuperar el retraso en el desarrollo de las energías renovables causado por los gobiernos predecesores. La guerra en Ucrania y las presiones europeas contribuyeron a superar de golpe las discusiones ideológicas entre partidos, llegando a un acuerdo por el bien común. Esto debería ser la normalidad en cualquier democracia, pero en un país culturalmente muy similar a Italia, un acuerdo entre partidos basado en criterios científicos es una rareza digna de considerarse noticia. En extrema síntesis, la hoja de ruta apenas aprobada prevé:

  1. Superar los 10,4 TWh, que significa multiplicar por 3,8 la producción actual de biogás antes de 2030, reforzando la economía circular y frenando el éxodo de la población rural mediante la creación de nuevas cadenas de valores. Se espera así evitar la emisión de aproximadamente 2,1 millones de toneladas de CO2equivalente al año.
  2. Crear un sistema de garantías de origen del gas renovable, ya en tramitación, con la posibilidad de fijar objetivos y cuotas de obligado cumplimiento para desarrollar el mercado.
  3. Activar una línea de ayudas para la implementación de proyectos de biogás, por valor de 150 millones de euro, con cargo al Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR).

La estrategia española no omite ninguna biomasa potencialmente fermentable ni premia ningún modelo productivo concreto: residuos agrícolas, residuos orgánicos urbanos y fangos se utilizarán para producir electricidad, calor industrial o biometano para vehículos. Es importante observar que los españoles han incluido en la hoja de ruta la producción de calor por combustión directa del biogás, para su empleo en la misma planta o en pequeñas redes de calefacción de distrito. El uso térmico es el más lógico y económico para el biogás, pero jamás ha sido incluido en el modelo productivo impuesto en Europa, que admite como únicas opciones válidas la generación eléctrica o el enriquecimiento a biometano, decididamente más costosas y complejas.

El plan español para incentivar el biogás incluye 45 medidas, divididas en cinco líneas de acción:

  1. Instrumentos regulatorios. Se creará un sistema de garantía de origen, para que los consumidores puedan discernir si compran energía proveniente de biogás o de gas natural. Se prevé la simplificación de los trámites administrativos, y sobre todo la unificación de las interpretaciones por parte de las autoridades locales -causa de tardanza burocrática tanto en España como en Italia- en particular en lo que concierne a la gestión sostenible del digerido como fertilizante. Respecto a este último punto, la lectura del texto deja entrever un enfoque “gattopardesco”([i]): simplemente se enumeran las leyes españolas, que contienen más o menos los mismos vicios ideológicos del tristemente célebre Decreto Efluentes ([ii]) y el concepto de “end of waste” -fin del estatus jurídico de residuo- pero no está claro en qué consistirá la simplificación. Al igual que en Italia, la utilización agrícola del digerido proveniente de fangos municipales continuará a estar excluida.
  2. Instrumentos sectoriales. Se establece la posibilidad de definir objetivos anuales de volúmenes de venta o de consumo de biogás, cuotas obligatorias -en modo análogo a cuanto ya se aplica a los biocombustibles líquidos. Se propone incentivar la producción de biogás con el objetivo de que se consuma in situ, por ejemplo como calor de proceso en la industria agroalimentaria o en el proceso de tratamiento de basuras, o en las flotas de vehículos. Como tributo a la ideología del Green Deal ([iii]) y a la ideología anti-biometano de la derecha española (https://www.elconfidencial.com/tecnologia/ciencia/2019-04-20/plantas-biogas-alemania-espana-europa_1949382/), se menciona la posibilidad de inyectar biometano en la red de gas natural o bien de convertir el biogás en hidrógeno, pero sólo si se demuestra económicamente viable.
  3. Instrumentos económicos. Se propone destinar líneas de ayuda existentes para financiar la innovación y el desarrollo tecnológico del biogás y aprovechar el impulso que puede proporcionar al sector el Plan Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR). Por lo que parece, este último ya preveía acciones de ayuda al sector del biogás, porque su inclusión en la Hoja de Ruta tiene el aspecto de un mero recordatorio o bien una armonización de normativas.
  4. Instrumentos transversales. Se tratará de dar la prioridad a proyectos de biogás en zonas deprimidas y de introducirlos en las condiciones de licitaciones públicas. El estudio de la tecnología de digestión anaeróbica será incluido entre las materias de formación técnica. Se organizarán campañas de sensibilización ciudadana para mejorar la calidad de la recogida diferenciada de basuras. Se facilitará la creación de comunidades energéticas rurales y grupos de trabajo en las cooperativas agrícolas para acelerar su implementación. Se incentivará la participación y coordinación de proyectos de I+D financiados por la Unión Europea.
  5. Impulsar la I+D. Impulsar la investigación sobre las técnicas de reducción de las emisiones de gases contaminantes que non sean gases de efecto invernadero, promover proyectos demostrativos sobre la utilización térmica del biogás en la industria y agricultura o la innovación sobre las tecnologías de digestión menos maduras. No está claro cuál es la relación del biogás con los “gases contaminantes que non son de efecto invernadero”, cuáles sean dichos gases ni por cuál motivo una parte de los recursos que deberían utilizarse para promover el biogás serán desviados a este pequeño nicho de investigación. Considerando que aproximadamente el 60% de la biomasa (vegetal) en alimentación al digestor sale del mismo sin ser digerida, la prioridad de la investigación debería ser aumentar a cualquier costo la eficiencia de digestión ([iv]).

Las medidas del gobierno español nos dan algunos argumentos de reflexión:

  1. a) No obstante España sea un país con una estructura de gasoductos menor, y además menos dependiente del gas ruso respecto a Italia, la ideología “antibiogás” pesa menos entre los partidos españoles. El temor de la guerra ha permitido llegar a un acuerdo en tiempos relativamente breves, a pesar de la gran fragmentación de fuerzas políticas y el provincialismo que caracterizan a nuestros primos ibéricos.
  2. b) La actitud institucional en relación al metano es más pragmática -por usar un eufemismo- en España que en Italia. Por ejemplo, el proyecto del regasificador en el puerto de Mugardos (A Coruña) ha sido exonerado de cualquier procedimiento de evaluación de impacto ambiental (https://energia.gob.es/Gas/Paginas/Index.aspx). En Italia, en cambio, la oposición al regasificador en el Puerto de Trieste ha demostrado la miopía ideológica y el provincialismo que caracterizan a la clase política italiana: según la entonces presidente regional Serracchiani “es incompatible con el Plano Regulador” (https://www.y-gazette.it/seción/energia/serracchiani-contro-rigassificatore-trieste-zaule), según el entonces ministro Calenda “non es estratégico” (https://www.y-gazette.it/seción/energia/gas-ministro-calenda-rigassificatore-trieste-non-strategico), en la opinión del asesor regional Vito es “sobredimensionado para las necesidades de la Región” (https://www.y-gazette.it/seción/energia/regione-friuli-venezia-giulia-conferma-no-rigassificatore-zaule) y según el diputado Prodani la evaluación de impacto ambiental se debía rechazar por una serie de sofismas burocráticos (https://bora.la/2014/09/23/rigassificatore-trieste-prodani-m5s-decreto-revoca-via-atteso-anno/). Las hipótesis conspiracionistas sobre el proyecto son las habituales de los “comités del no” y del M5S (https://www.elblogde lasstelle.it/2012/11/chi_vuole_el_rigassificatore_de_trieste.html). Citamos un artículo a títolo de ejemplo, cuyo autor se esconde detrás de un pseudónimo:https://www.youreporter.it/foto_los_danni_del_rigassificatore_por_los_porti_de_trieste_y_koper/.
    En un país civilizado, una obra del alcance de un regasificador se debería ponderar en modo lógico y racional, en la visión general del interés nacional a largo plazo. Ni con la actitud conspiracionista-provincialista del Friuli Venezia Giulia, ni tampoco con una aceptación acrítica come en el proyecto gallego.
  3. c) El plan español reconoce y se propone valorizar las ventajas ambientales de la digestión anaeróbica. El objetivo de una parcial autarquía en materia de gas natural non es entonces finalizado a sí mismo, sino que está incluido en una visión de economía circular más amplia. En Italia, en cambio, encontramos un ejemplo opuesto en la Provincia Autónoma de Trento, donde se prevé instalar gasoductos en 47 Comunidades Montanas, que podrían ser perfectamente autosuficientes con una gestión moderna y racional de la biomasa forestal. Come señala el Presidente de la FIPER (Federación Italiana Para las Energías Renovables), Walter Righini, en un comunicado de prensa:

“En nuestro país, el complejo agroforestal energéticamente programable sería capaz, si se orientase adecuadamente, de evitar la importación de al menos 13 billones de metros cúbicos de gas natural, con beneficios financiaros muy importantes para el sistema económico nacional. Se trata, de hecho, de un valor equivalente al 35/40% de las importaciones de gas desde Rusia registradas en el 2021, que ho se traduce en 27-40 billones de euros al año.
Entre los puntos que ha destacado el presidente Righini en su discurso, se incluye la importancia de favorecer el desarrollo del biometano para trasportes.”

  1. d) Por lo que respecta a la cuestión de los gases de efecto invernadero, es evidente come los políticos (y no solo los de Roma y Madrid) utilizan el argumento para defender las propias posiciones, sin poseer algún criterio científico de juicio. Ya hemos señalado en otros artículos los errores conceptuales de la doctrina europea del “hidrógeno limpio” ([v]) y también los de los grupos políticos antibiogás ([vi]). El común denominador de ambos es la demonización de la agricultura convencional y de las granjas, presuntos culpables de emisiones de metano. La realidad incontrastable es muy distinta. Según los datos relevados por el satélite europeo GHGsat (https://go.ghgsat.com/2021-methane-emissions-report), el instrumento tecnológicamente más avanzado de que se dispone para la identificación de las emisiones de metano en la atmósfera, la contribución de la agricultura y de las granjas es irrelevante. Los principales emisores de metano son las industrias de extracción de combustibles fósiles (petróleo, gas natural y carbón), seguidas por los vertederos de basuras (figura 1). Las emisiones de Europa pesan poquísimo en el balance global, ya que el principal emisor de metano es China, seguida a gran distancia por USA y Rusia (figura 2).

[i] Palabra muy utilizada en el periodismo italiano para calificar la actitud de la política. Se refiere a una escena del clásico film de Lucchino Visconti, Il gattopardo, en la cual el sobrino de un príncipe siciliano le comenta a su tío que abrazará la revolución republicana por el bien de la familia, para “cambiarlo todo de modo que todo quede como estaba”.

[ii] Véase, en italiano, Il punto della situación sul Decreto Effluenti https://agronotizie.imagelinenetwork.com/bio-energías-rinnovabeli/2016/06/24/el-punto-della-situación-sul-decreto-effluenti/49292

[iii] Véase, en italiano, Idrogeno da biometano, biometano da idrogeno  https://agronotizie.imagelinenetwork.com/bio-energías-rinnovabeli/2019/10/09/idrogeno-da-biometano-biometano-da-idrogeno/64485

[iv] Vèase, en italiano, Ridigestione del digestato e digestione termofila https://agronotizie.imagelinenetwork.com/bio-energías-rinnovabeli/2022/03/17/ridegestione-del-degestato-y-digestión-termofela/74353

[v] Véanse, en italiano: Idrogeno da biomasse e Green Deal https://agronotizie.imagelinenetwork.com/bio-energías-rinnovabeli/2020/07/20/idrogeno-da-biomasse-y-green-deal/67467;Il ritorno del bioidrogeno https://agronotizie.imagelinenetwork.com/bio-energías-rinnovabeli/2020/12/14/el-ritorno-del-bioidrogeno/68868

[vi] Véanse, en italiano:  I comitati del no ed il vademecum no biogas e biomasse https://agronotizie.imagelinenetwork.com/bio-energías-rinnovabeli/2017/04/28/los-quotcomitati-del-noquot-ed-el-vademecum-biogás-y-biomasse/53738; Quale futuro per le bioenergie nella prossima legislatura? https://agronotizie.imagelinenetwork.com/bio-energías-rinnovabeli/2018/04/04/quale-futuro-por-las-bioenergías-nella-prossima-legislatura/58144

Figura 1: emisiones de metano en la atmósfera, por sector industrial. Mediciones de GHGsat, memoria técnica 2021 (https://go.ghgsat.com/2021-methane-emissions-report), textos en italiano del Autor.

Figura 2: emisiones de metano en la atmósfera correspondientes a la industria de extracción del carbón. Mediciones de GHGsat, memoria técnica 2021 (https://go.ghgsat.com/2021-methane-emissions-report).  Se observa que cuatro minas en China y una a cielo abierto en Kazakhstan emiten casi come todas las restantes minas de carbón del resto del mundo.

Reflexiones personales del Autor

La autarquía era un concepto filosófico-político válido (quizás) en los tiempos de los filósofos cirenaicos, pero resulta utópica en una sociedad industrializada e interconectada como la del siglo XXI. Sin embargo, sin caer en las ilusiones de la era fascista -carentes de base lógica ni científica- es innegable que una cierta dosis de autosuficiencia -basada en criterios de economía circular- y una política de sana diversificación de los recursos -basada en el buen tino- son fundamentales para garantizar la resiliencia energética de una nación. Superando inmediatamente las ideologías de partito para responder a la crisis energética del propio país, la política española nos ha dado una pequeña lección de pragmatismo. La clase política italiana, mientras tanto, continúa perdiendo tiempo a debatir sobre las implicaciones morales y éticas de proveer armas a Ucrania, o si destinar el 2% del PIB al gasto militar hará que se enfade el Papa o si el senador A o el diputado B sean “putinianos”. Según il filósofo sabaudo Joseph De Maistre (1753-1821), “Cada Nación tiene el gobierno que se merece”. ¿Pero qué mal hemos hecho los italianos para merecernos un gobierno de pseudo-filósofos crocianos ([i]), para quienes las reacciones emotivas cuentan más que la Lógica o la Ciencia?

NOTAS

[1] Palabra muy utilizada en el periodismo italiano para calificar la actitud de la política. Se refiere a una escena del clásico film de Lucchino Visconti, Il gattopardo, en la cual el sobrino de un príncipe siciliano le comenta a su tío que abrazará la revolución republicana por el bien de la familia, para “cambiarlo todo de modo que todo quede como estaba”.

[1] Véase, en italiano, Il punto della situación sul Decreto Effluenti https://agronotizie.imagelinenetwork.com/bio-energías-rinnovabeli/2016/06/24/el-punto-della-situación-sul-decreto-effluenti/49292

[1] Véase, en italiano, Idrogeno da biometano, biometano da idrogeno  https://agronotizie.imagelinenetwork.com/bio-energías-rinnovabeli/2019/10/09/idrogeno-da-biometano-biometano-da-idrogeno/64485

[1] Vèase, en italiano, Ridigestione del digestato e digestione termofila https://agronotizie.imagelinenetwork.com/bio-energías-rinnovabeli/2022/03/17/ridegestione-del-degestato-y-digestión-termofela/74353

[1] Véanse, en italiano: Idrogeno da biomasse e Green Deal https://agronotizie.imagelinenetwork.com/bio-energías-rinnovabeli/2020/07/20/idrogeno-da-biomasse-y-green-deal/67467;Il ritorno del bioidrogeno https://agronotizie.imagelinenetwork.com/bio-energías-rinnovabeli/2020/12/14/el-ritorno-del-bioidrogeno/68868

[1] Véanse, en italiano:  I comitati del no ed il vademecum no biogas e biomasse https://agronotizie.imagelinenetwork.com/bio-energías-rinnovabeli/2017/04/28/los-quotcomitati-del-noquot-ed-el-vademecum-biogás-y-biomasse/53738; Quale futuro per le bioenergie nella prossima legislatura? https://agronotizie.imagelinenetwork.com/bio-energías-rinnovabeli/2018/04/04/quale-futuro-por-las-bioenergías-nella-prossima-legislatura/58144

[1] Se refiere a Benedetto Croce, un político-filósofo antroposófico italiano, que calificó a Enrico Fermi de “vil mecánico”. El equivalente español fue Miguel de Unamuno, con su famosa frase anticientífica “¡Que investiguen ellos!”. En 2021, la Cámara de Diputados italiana aprobó, con un solo voto contrario, una ley que equiparaba la pseudociencia antroposófica biodinámica a los métodos de agricultura biológica, aceptando de hecho que los agricultores biodinámicos beneficien de ayudas públicas.

 

Click here to register to the WBA Training: Biogas Upgrading Technology/Opportunities – in English and Spanish languages hosted by Mario A. Rosato

Back To Top